8 Consejos para mantener el hogar de un niño epiléptico seguro

El pasado 9 de febrero se conmemoró el Día Internacional de la Epilepsia, trastorno neurológico que afecta a 50 millones de personas en todo el mundo, tan sólo en México tenemos alrededor de dos millones de personas con epilepsia, muchos de ellos cuentan con tratamientos farmacológicos y mantienen bajo control sus convulsiones. Sin embargo, predecir cuándo se va a presentar una convulsión es casi imposible, es por ello que hoy les damos algunos consejos para mantener el riesgo de accidentes al mínimo.

Una persona con epilepsia, sin importar su edad, es más propensa a ser víctima de accidentes domésticos pues durante una convulsión, caen al suelo y pueden tener alteraciones o traumatismos si se golpean con algún objeto. Esta situación puede causar problemas al realizar actividades como bañarse, cocinar o simplemente quedarse solo en la casa.

  • Evitar los lugares altos de los que pueda caer

Actividades como subir escaleras, cambiar focos, subirse a sillas o muebles para alcanzar objetos deben evitarse al estar solo, realizándolas de preferencia cuando hay alguien alrededor para mantenerse al pendiente. Los niños deben evitar dormir en la parte superior de las literas.

  • Buscar muebles con forma redonda

Los muebles cuadrados o rectangulares suelen tener puntas filosas, que resultan muy peligrosas al golpearse; es necesario buscar muebles con figura redonda o cubrir las puntas o filos con materiales suaves para prevenir golpes o arañones.

  • Seguridad en la cocina

Ya sea para los niños o los adultos se recomienda utilizar vasos y platos de plástico, que no se rompan fácilmente pues pueden causar cortaduras si se rompen durante una convulsión. Mientras cocine, procure tener vegetales previamente cortados para evitar el uso del cuchillo, o utilizar procesadores de alimentos que cortan y rayan sin lastimar la mano del cocinero.

  • Seguridad al dormir

Es muy importante alejar muebles u objetos de la cama que puedan caer o golpearse durante una convulsión y en su lugar rodear la cama con almohadas y objetos suaves para decorar y mantenerse protegido durante la noche pues hay muchos pacientes que convulsionan durante el sueño.

  • Baño seguro

El baño es una de las habitaciones más inseguras en el hogar pues cualquiera puede resbalar y caer durante la ducha o al salir de ella, por lo que hay que incrementar las precauciones: colocar tapetes antiderrapantes, pasamanos de seguridad y cubrir las esquinas filosas de muebles que haya alrededor del baño puede prevenir golpes severos. Un tip adicional: no cerrar la puerta del baño con seguro, esto puede ser de gran ayuda si es necesario entrar de emergencia al baño con el fin de brindar ayuda a una víctima de crisis epilepticas.

Tomar el medicamento a tiempo, ejercitarse, dormir suficiente y evitar alcohol, cigarros, drogas y mirar televisión durante periodos prolongados es de gran ayuda para reducir la frecuencia y duración de las convulsiones.